sobre la duración de un capricho

Que tiene hambre. Demasiada hambre. Pero hambre de qué le pregunto. Si todavía no ha llegado la hora de comer. Aunque eso no le importa nada. Tiene hambre lo mismo. Conoce de muchas clases. El hambre de alimento es solamente una entre tantas explica. Luego se lleva mi mano hasta su boca y comienza a roer la punta de mis dedos con ávida impaciencia.
a mi princesa hallada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s