lo que queda de lo real



este frío este abandono esta ficticia picazón en la frente
este bostezo repentino
este perfume como de jazmines en medio de este aire
acondicionado

mientras
los cuchicheos que sobrevuelan
los abanicos de las mujeres
que los espantan como moscas

no ya más esa víspera
montada a la orilla de la cama para contener las sospechas de la infancia
no ya más ese milagro

solamente este suspiro este desengaño esta frente pulida como canto rodado
esta desmemoria
y este otro cansancio

que mis insomnios no hacen mella


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s