eudaimonía

 
Estoy en los últimos capítulos de Hard-boiled Wonderland and the End of the World de Murakami. Es un libro extraordinario. Hacía tiempo que no me apasionaba tanto con una novela. 

Para ser más precisos, la última vez que me sentí tan cautivado fue con Bartleby y Cía. a principios de 2008. Y, un poco más atrás, en octubre de 2004 o de 2005, recuerdo haberme devorado el Ensayo sobre la ceguera en menos de una semana.

Momentos como estos son escasos. Creo que son lo más cercano a eso que algunos llaman felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s