everything’s gonna be alright

Mis queridos, se termina el 2011! Se nos va un año impar y -perdónenme que les confiese- soy un poco supersticioso, por lo cual creo que, contra todos los pronósticos, el 2012 será un gran año porque es par.

No estoy con ánimo melancólico como en otras épocas. A decir verdad, me volví mucho más pragmático. Sin embargo, cultivo con devoción esos momentos en los que uno mira hacia atrás (quiero decir: hacia dentro de uno) y comprende que, aunque la lejanía ha aumentado, la inocencia todavía nos mantiene el alma tibia.

Por eso, para despedir el año, elegí este corto de Don Hertzfeldt. Porque me recuerda que se puede trabajar en un call center y, a pesar de ello, seguir sosteniendo la locura hasta la belleza.

Como sea, y tengan o no algo que que ver los números, para este 2012 que se avecina les deseo a todos que pasen el mejor de los años de sus respectivas vidas. Está en ustedes que sus deseos se hagan reales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s