1Q84 años de soledad

Imagen: http://io9.com/5895465/how-does-1q84-stack-up-to-haruki-murakamis-classic-novels

 











Debo confesar que terminé de leer 1Q84 como por obligación. Aunque ya había perdido el encanto poco después del tercer libro. Y es que lo que al comienzo me pareció un juego, más tarde se convirtió en un mero ejercicio. 1Q84 es megalítica como esas ciudades que construyeron Balzac o Dickens. Mejor aún, es una inmensa escenografía montada para una película épica. Pero no se ve a nadie por ninguna parte. El vacío se hace más evidente a medida que uno se interna en ese territorio. Tengo y Aomame no alcanzan para rellenarlo. Para contar la búsqueda de ambos habría bastado con un cuento, una canción, un poema de amor. ¿Para qué pretender contar 1Q84 años de soledad con dos solitarios y un revólver que nunca se dispara?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s