acerca de sensionauts y de duplicados

1

Contar el hallazgo de Beyond The Black Rainbow. Al mejor estilo de Pierre Menard, el director se propone filmar en pleno siglo XXI una película de la época dorada del VHS. Monta entonces una historia que bordea sin pudor la ciencia ficción, el espiritismo y el gore mediante imágenes saturadas de color y de melodías de sintetizadores. El resultado es la perfecta recontrucción de una cinta descubierta como por accidente, después de haber pasado años sin pena ni gloria en las estanterías de los viejos videoclubes de su tiempo.

Nota al pie: no representa un hecho menor que el director de este film, Panos Cosmatos, es hijo del cineasta que dirigió dos clásicos del cine de matinée ochentoso: Rambo II y Cobra.

2

Haber asistido a ver Enemy, de Denis Villeneuve. Una película para armar y desarmar hasta el delirio. A fin de enredarse en su trama, basta con que uno se deje llevar por las imágenes y la música que envuelven con una potencia fascinante y opresiva. Y al final, al igual que el protagonista duplicado, queda uno sin amparo, a la sombra de una araña que nos acecha (o nos cuida) cuando menos lo esperamos.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s