evil camera

Hace un buen tiempo que venía buscando una cámara digital. Me iba a pasar a una réflex pero en el camino me crucé con las mirrorless, pequeños monstruos con cuerpos de compactas y corazón de réflex. Estuve cerca de una Lumix, de una Sony Alpha, de una Olympus EP, aunque finalmente cayó en mis manos una Pentax Q. La Pentax tiene el tamaño de un juguete y cabe en el bolsillo de mi campera. Sin embargo, es sólida y dócil como mi vieja Nikkormat FTN. Llevo dos días probándola y ya estoy enamorado: vayan estas fotos de muestra.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s