clásico, demasiado clásico

Por dar un ejemplo: en lo que va de esta década, la TV se ha despachado con obras maestras como True Detective, House of Cards, Hannibal, The Knick o Mr. Robot. Mientras tanto, las grandes productoras insisten con sus planes de estrenar remakes y trilogías extendidas. No es de extrañar entonces por qué muchos de los debates que en otro tiempo se encendían en torno a las películas de Fellini, de Bergman, de Scorsese, hayan empezado a migrar hacia los foros de seriéfilos. Y es que, ante este fenómeno de la serie que se reinventa saqueando lo más exquisito del cine (hermosa muestra de la posmodernidad que se alimenta de la posmodernidad), el cine pareciera estar volviéndose cada vez más clásico, demasiado clásico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s